SOY

SOY

Ni la que crees,

ni la que temes,

ni siquiera la que sientes

o la que ves.

De mí, intenta,

ni siquiera suponer…

 

…que venciéndome a mí misma,

a la que llegué a no ser, encuentro a duras penas

a quien quiero ser,

la que vine a ser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *